EL GLAMOUR ES LO ÚLTIMO QUE SE PIERDE

 

Al llegar a vivir a la ciudad de Cholula, me topé con un bello problema: El camión de la basura avisa de su llegada con baladas románticas que me hacen soñar aún más bonito. Así es que muchas veces lo dejo pasar... Pero la semana pasada en especial, las bolsas de basura que compré resultaron jumbo, y entre las baladas, el frío.... la bolsa de basura en mi patio empezó a crecer, a engordar y a apestar, porque entre que tardaba en despertar... y que desde niña, mis padres siempre me dijeron que no debía salir de mi recámara en pijama ni despeinada... Dejaba pasar y pasar el camión sin luchar.

 

Este día sin embargo, debo reconocer con mucha vergüenza, que el olor a fruta podrida llegaba hasta mi recámara, así es que después de bailar en mis sueños una balada salsera suave, brinqué de la cama como un resorte y corrí por mi bolsa a todo prisa para alcanzar al camión que se había detenido en el siguiente fraccionamiento, y cuando me quedaban algunos pasos para alcanzarlo, y mientras pasaban algunos vecinos caminando y los cinco o seis señores recolectores... Recordé mi pijama de bolitas medio rota y los cabellos de troll con los que siempre me levanto de la cama y...viendo que no me quedaba opción alguna más que el ridículo, me paré muy, muy derechita, caminé con elegancia, sonreí y dí los buenos días (el glamour nunca se pierde diría una tía), procurando conservar la actitud en mi camino de regreso a casa.

 

Al llegar y cerrar la puerta tras de mí me quedé pensando en los estudiantes que van casi en pijama a la escuela, en la gente que por moda se para el cabello como troll, en quienes lo usan verde, en los hippies, y tantas y tantas personas a quienes no les importa cómo debería ser su apariencia... Me sentí orgullosa de mí, por haber roto un esquema mental, que aunque bien intencionado por parte de mis padres, me estaba ocasionando problemas.

 

A TI, ¿CUÁLES SON LOS DEBER SER QUE TE HAN ESTADO BLOQUEANDO? Compártelos con nosotros en la sección de comentarios.

 

Comentarios: 10
  • #10

    Blanca P Ruiz (lunes, 05 diciembre 2016 21:10)

    Tuve el ejemplo de mi madre, dejar la casa y cocina muy limpia aun después de cada desastre en cada comida, es agradable la limpieza, pero al paso del tiempo me doy cuenta que pospuse muchos momentos importantes en mi vida para

  • #9

    Diana lara (sábado, 03 diciembre 2016 08:02)

    En lo personal mis padres están separados y siempre me dije a mi misma que yo debía ser la fuerte de la familia por mi mamá, entonces me cree esa limitante que yo misma me puse y al menos con ellos me cuesta mucho trabajo el mostrarme vulnerable por el que van a pensar.

  • #8

    Jenny (viernes, 02 diciembre 2016 23:08)

    Romper con tanto prejuicios. Es bueno para la salud mental, nos acabamos y nos bloqueados, pasa el tiempo y quieres regresar para hacerlo o intentarlo. Demasiado tarde. No? Seamos auténticos

  • #7

    JoséCarlos (viernes, 02 diciembre 2016 16:01)

    Muy gracioso e interesante. Me parece muy ideal que nos olvidemos de la superficialidad, y nos interesemos más en lo que verdaderamente importa. Tenemos que "ponernos guapos" por dentro, aun antes que por fuera.

  • #6

    Mario Hernandez (viernes, 02 diciembre 2016)

    Cierto cierto cierto, estamos limitados por una muralla de prejuicios, creencias contratos, dogmas, mascaras, etc etc creo que solo encontrando la divinidad que se encuentra dentro de cada uno podremos liberarnos, la verguenza es un limitante terrible puedes perderte de cosas maravillosas

  • #5

    Becker (viernes, 02 diciembre 2016 12:26)

    Asi me ha pasado pero correteando al de los tamales!

  • #4

    Carmen (viernes, 02 diciembre 2016 10:01)

    El glamour se trae, es la forma de comportarnos lo que lo hace evidente. Las buenas costumbres nunca sobran, pero de vez en cuando hay que soltarnos el chongo cuando no hay de otra

  • #3

    Jesús Romero (viernes, 02 diciembre 2016 10:00)

    Me hiciste recordar a mis hijos que suelen ir de pijama a la escuela, despeinados y en pantuflas. Sigo rompiendo con esas creencias del deber ser y ahora me pregunto siempre "Debe ser así? Tiene que ser así? Por qué?" Al responderme aprendo más de mi, de lo que no me gusta y también me permite valorar más a las personas auténticas como tú mi querida Gaby.
    Sigue escribiendo así, transmites tu lado divertido y nos sigues enseñando bastante!

  • #2

    Tere Contreras Moreno (viernes, 02 diciembre 2016 09:49)

    Definitivamente los valores, principios y buenos modales, hacen la diferencia! Con los años uno agradece a los padres la buena educacion! Nunca debe perderse el Glamour!!

  • #1

    Tere Contreras Moreno (viernes, 02 diciembre 2016 09:42)

    Definitivamente, la buena educacion, principuis y midales, hacen la diferencia y con los añis, se valoea y ageadece que lis padres nos ls hayan inculcado!! El Glamour nunca se pierda!!