¡Alto! No los puedes pasar

Por Psic. Gabriela Merino (2/agosto/2016)

 

 

Ahí estábamos corriendo para tomar un vuelo de Mérida a Veracruz veinte minutos antes del despegue… Agitados, nerviosos por perder el avión. Como siempre al final las maletas no habían sido suficientes para todos los regalos que llevábamos a familiares y amigos, y tomamos una bolsa térmica (hielera) para transportar un poco de ropa como equipaje de mano. Al pasar a la banda de revisión nos preguntaron si traíamos un sobre con líquido adentro ¿qué sería? No recordábamos haber dejado jugos ni agua dentro de la bolsa, pero ante la insistencia de los guardias los dejamos explorar. Unas bolsas de gel, propiedad de mi abuela,  de esas que al ponerlas en el congelador hacen las veces de hielo, se encontraban en el fondo, dentro de una bolsa de plástico. –“No las puede pasar”-Me dijeron. Nada de líquidos ni geles a bordo”- Si quiere llevarlas va a tener que regresar a documentarlas.

 

El reloj seguía sonando “tic, tac” y en cuestión de segundos comprendí que para poder seguir adelante en mi camino, y llegar hasta mi meta en el tiempo planeado las debía dejar atrás.

 

Al subir al avión me puse a pensar en el montón de cosas a las que nos aferramos en la vida que no nos permiten avanzar. Justo cuando estamos por lograr el éxito en alguna de nuestras metas, damos varios pasos hacia atrás y tratamos de recuperar creencias que no nos pertenecen, que alguien muy importante para nosotros en algún momento de nuestra vida nos confió, pero que hoy en día ya no nos sirven para lograr nuestros objetivos.

 

Te invito a hacer una reflexión: Si hubiera unos guardias en la banda de revisión de tu mente, ¿qué te pedirían dejar atrás para que logres eso que tanto anhelas?

 

¿Serán acaso los miedos? ¿la creencia del no puedo? ¿será la pereza? ¿el negativismo? ¿la costumbre? ¿lo conocido? ¿el confort?...

 

¿QUÉ ES ESO QUE NO PUEDES PASAR CONTIGO A LA CABINA DE TU MENTE PARA LOGRAR EL DESPEGUE HACIA TUS SUEÑOS?

 

 

Comentarios: 4
  • #4

    Contreras (lunes, 15 agosto 2016 21:36)

    Ahi estabamos en una hermosa tardé, y ahi había comenzado todo....
    Los ojos de personaje uno se cruzaban ante los ojos de personaje dos, y de pronto todo desaparecía, el ruido se transformaba en silencio, el tic tac del tiempo se detenía, a las personas como estatuas las veia, lo inalcanzable se volvia alcanzable, lo absurdo se volvia entendible... Y era tan sólo personaje dos con quien todo florecia... Desbordantes sentimientos e ilusiones de eso tan solo yo vivía...
    Como poder ver con claridad cuan preso es que de ello yo me convertia...
    Tanto tiempo paso y aquél recuerdo tan solo se desvanecia... Y su presencia en el oscuro caminar del mundo de mi vida es que yo a ella ya no le tenía... Cuanto tiempo me había tardado en despertar y canalizar qué a ella nada mas yo le debía... Y las cadenas que a mi paso se impedían yo misma aferrantemente mantenía... Ayer si ayer ese dia toque a las puertas que una amiga tierna me ofrecía... Y en el sensato momento exacto libere aquello que infielmente me invadia... Esa cera caliente que sin piedad me decía... Quédate con ella... Quédate con ella... Porque sin ella yo no viviria... Pero la vida, la vida misma comenzaría en el momento en que yo libre me sentiria...

  • #3

    Gonzalo Moctezuma (miércoles, 03 agosto 2016 11:25)

    Vivimos en una parabola, lo importante es percibir el mensaje, todo el tiempo sucede. Gracias por esta lección

  • #2

    Angel Barrios (miércoles, 03 agosto 2016 07:48)

    Buen mensaje Gaby en nosotros esta el despegar el vuelo o estar atados

  • #1

    Conchita Vaquera (martes, 02 agosto 2016 19:59)

    Muy buen mensaje, realmente nos aferramos a cosas e ideas sobre todo ideas y creencias que no nos permiten avanzar. Tendré que hacer mi lista. Muy buen mensaje Gaby