Los amores de la vida

Por Psic. Gabriela Merino

 

Amor es… un sentimiento que emana de uno mismo, y es principalmente por el bien de uno mismo… pero a veces, se queda atrapado en otro lugar, en otra persona, en otra época, en una historia que ha llegado a su final.

Los amores de la vida son esas personas que te hacen o hicieron vibrar en algún momento, los que te hacen experimentar con más intensidad la vida. Los colores tienen un brillo mejor, los sonidos te ensanchan el alma, las sensaciones… ¿qué no daríamos por un segundo más de esas sensaciones?

 

El amor de la vida aparece en varias etapas, y en cada etapa pudiera ser alguien diferente pues como individuos vamos creciendo y cambiando, y aquél que se enganche en cada momento es el adecuado. Es el que debemos tener porque nos permitirá aprender de nosotros mismos algo que necesitamos trascender; nos reta a ser mejores para bien propio y también puede ser el que nos dé el empujón para pasar la siguiente etapa de desarrollo en nuestra propia vida.

 

El amor es inagotable, y es hermoso. Crece como una flor en nuestra alma para llenar cada una de nuestras células de luz, y a la vez, es tan brillante que es capaz de esparcir sus bendiciones hacia el objeto de nuestro amor, ese nuevo amor de la vida.

 

Cuida que tu amor no se quede atrapado en el pasado, en el recuerdo de otros brazos. Aún quedan muchos kilómetros de piel por recorrer, muchas nuevas historias que forjar, muchos nuevos placeres y alegrías por conocer… Muchos senderos por iluminar.

Comentarios: 2
  • #2

    Contreras (miércoles, 10 agosto 2016 09:21)

    Hola como ya sabras soy Contreras... Un ser al quien has acompañado en este período de aprendizaje... Yo he creído durante éste momento de mi vida qué el amor nació, creció, se arraigo y permaneció en una sola persona... Será que el primer ser que llega y despierta tal sentimiento es el que tatua su escencia en el alma misma? Despues de mi gran amor, conocí y mezcle sabores y colores en otros seres humanos que coincidieron a mi paso... Sin embargo nadie despertó nuevamente la escencia del amor primero... Se que la vida continúa.. Y que otros seres llegarán y también se que otros seres se marcharán... Quizás es cuestion de quitarse la piel... Lavarse el aroma, y sacudirse las miradas ajenas que se han hido... mirar al océano soltar la sombras del pasado y emprender un nuevo viaje sin melancolía del recuerdo absurdo e invisible que se desvanece en el olvido de nuestro propio ser...

  • #1

    Graciela (viernes, 05 agosto 2016 20:46)

    Muy bella reflexión. Felicidades!